• Incentivar la promoción forestal y foresto-industrial con el propósito de aumentar la cantidad de hectáreas forestadas, ya sean con especies exóticas o nativas; y llegar a comercializar productos madereros principalmente.
  • Desde el punto de vista fiscal se contempla:
    • Mantener la estabilidad tributaria por 30 años.
    • Incrementar el valor de las plantaciones, mediante avaluó del incremento anual, con efectos contables.
    • Eximir las empresas con existencias forestales de pago impuestos a los activos y patrimonio.
    • Optar por un régimen de amortización del Impuesto a las ganancias, en inversiones de bienes de capital.
    • Efectuar a través de la AFIP, la devolución anticipada del IVA, que correspondiera a la compra de bienes o prestación de servicios destinados a emprendimientos forestales.
    • Brindar un apoyo económico no reintegrable en un único pago al año de haberse efectuado la plantación o después de realizarse los tratamientos silviculturales.
Arriba